Año nuevo ¡planes de viaje nuevos! Hemos elegido un destino español para cada mes del año, por lo que tenemos por delante doce magníficas citas para disfrutar, descubrir, redescubrir, saborear y patear nuestro país como nunca. Escapadas de fin de semana, puentes, festivos, el siempre esperado verano o vacaciones improvisadas nos esperan en un año en el que podemos aprovechar mes a mes el sinfin de opciones que nos brinda nuestra geografía. Apuntad en vuestra agenda viajera.

Molino en Campo de Criptana, Ciudad Real

1. Enero (Lanzarote)

Que sí, que las navidades molan mucho, la familia, los regalos, alguna que otra fiestecilla nocturna, pero la verdad sea dicha: acabas reventado, además de con unos kilos de más y unos euros de menos. Por ello, una pequeña escapada de relax con ese sobrecito que te puso tu abuela debajo del árbol o con esa pedrea que te tocó el día la lotería y que guardas como oro en paño puede ser uno de los mayores placeres de este mes en cuesta. En Enero buscamos el sol y unas temperaturas soportables y agradables. Nuestra propuesta: Lanzarote

Famara, Lanzarote, Canarias

 2. Febrero (Pirineo Catalán)

Nos recuperamos de la cuesta de enero y llega el momento de mover el esqueleto en familia, con amigos o en pareja. Para ello nos enfundamos los esquís y disfrutamos de unos días de nieve y relax rural en la montaña. Nuestra propuesta: Pirineo catalán, Puig de Poma d’Or.

Puig de Coma d'Or (2826m), Pirineo catalán

3. Marzo (Cabo de Gata, Almería)

Los primeros rayos de sol comienzan a calentar y con ellos las ganas de vitamina D y de playa. No se nos ocurre mejor lugar para disfrutar de la arena, el paisaje y la gastronomía que el Cabo de Gata en Almería. Quizá no nos podamos bañar pero sí mojar los pies y sentarnos en una terracita a recibir con alegría la primavera y el cambio de hora que tanto nos ilusiona.

Cabo de Gata, Almeria

 4. Abril (Doñana)

La privamera española se puede sentir en cientos de lugares idílicos y el Parque Nacional de Doñana es uno de ellos. Es un paraje único en Europa y hogar de una extraordinaria biodiversidad. Sus marismas acogen miles de aves procedentes de Europa y Asia que eligen este enclave para hacer un alto en su camino o para criar y pasar el invierno. Además, cerca del parque se encuentra la aldea de El Rocío, famosa por su fiesta a la par que singular y bella.

Aldea El rocío junto al Parque Nacional de Doñana, Huelva

 5. Mayo (Córdoba)

El mes de las flores inunda con sus colores plazas, calles, parques, bosques y miles de rincones de nuestra geografía creando auténticas estampas de postal. Es un mes idóneo para conocer Córdoba y sus espectaculares patios llenos de macetas florecidas. Durante la segunda y tercera semana de Mayo se celebra el Festival de los Patios, un certamen en el que participan hasta 50 patios que abren gratuitamente sus puertas para que el visitante se deleite con la decoración, la arquitectura y todo el patrimonio cordobés.

Tipico patio en Córdoba, Andalucía

6. Junio (Menorca)

Antes de la avalancha de los meses de verano, en junio las Islas Baleares son un remanso de paz donde gozar de unas temperaturas suaves y agradables y de playas con espacio para colocar la toalla. Es la época perfecta para conocer Menorca. Sus calas de arena blanca y sus aguas propias del Caribe están descongestionadas y puedes sentir su belleza como si fueras el dueño de la isla. Una maravilla.

Menorca, España

7. Julio (San Sebastián)

Entramos ya en el primer mes de vacaciones. Las playas se empiezan a llenar, el termómetro ya se acerca e incluso supera los 30 grados y dormir bien ya cuesta. Por eso queremos un lugar donde taparnos por las noches, comer como reyes y darnos unos buenos baños cantábricos así que no se nos ocurre mejor destino que la cuna del pintxo, San Sebastián. Ciudad de sensaciones, surfistas, montañas desafiantes y ambientazo desde que amanece hasta que acaba el día.

San Sebastián, País Vasco

8. Agosto (Gerona, Costa Brava)

La Costa Brava lo tiene todo. Desde el alto hasta el bajo Ampurdá, mar y montaña se combinan para disfrutar de unas vacaciones inolvidables. Dalí, el Cabo de Rosas, los acantilados, las calas y sus fascinantes pueblos como la bella Cadaqués, Bagur, S’Alguer, Tossa de Mar, Cala Sa Tuna, Calella de Palafrugell o Besalú conforman una costa mágica que además reúne lo más granado de la gastronomía mundial con restaurantes llenos de estrellas Michelín.

Calella de Palafrugell, Costa Brava, Gerona

9. Septiembre (Rías Bajas, Galicia)

Septiembre es el momento perfecto para disfrutar de la parte ‘baixa’ de nuestra ‘West Coast’ patria. En las Rías Baixas podrás deleitarte con pueblos pesqueros como O’Grove, Combarro, Boeu, donde te podrás hinchar de marisco a orillas del Atlántico sin tener que empeñarte y disfrutarás de temperaturas suaves y deseadas después de los calores de agosto, de una breve excursión a las paradisíacas Islas Cíes y de unas puestas de sol únicas. En Galicia no siempre llueve.

Combarro, Rías Bajas, Galicia

10. Octubre (Cádiz)

En octubre la morriña del verano nos invade pero aún quedan lugares donde poder disfrutar de los últimos rayos calientes del sol sentados en una terracita tomando por ejemplo unas tortillitas de camarón o incluso en la playa, siempre con la sudadera a mano, por si acaso. La luz de octubre es intensa y ocre como los colores propios del otoño y se proyecta en pueblos, playas y ciudades de Cádiz.

Además de su capital, ‘la tacita de plata’, puedes aprovechar la excursión para visitar los alrededores y conocer pueblos costeros tan de moda como Tarifa, Zahara de los Atunes o Caños de Meca…o hacer la ruta de los pueblos blancos, en el interior de la provincia tales como Olvera, Arcos de la Frontera o Zahara de la Sierra, entre otros.

Cádiz

11. Noviembre (Toledo)

Noviembre es un mes de transición, es el penúltimo de la fila que se debate entre el adiós definitivo al buen tiempo, la bienvenida al frío y el cierre a 12 meses de año. Lluvioso y muy otoñal es un mes perfecto para esas escapadas al calor de la chimenea, esas rutas gastronómicas con un buen vino y un buen cocido o cualquier plan que incluya lo anteriormente citado. Nuestra propuesta: Toledo, ciudad Imperial donde las haya.

Toledo, Castilla la Mancha

12. Diciembre (Madrid)

Luces, árboles y acción. Las decoraciones navideñas inundan cada rincón de España y el espíritu navideño ya viene amenazando desde noviembre. Madrid es una buenísima opción para disfrutar de una época con mucho ajetreo pero también con mucha magia. En la ‘capi’ podrás disfrutar de mercadillos, luces de colores en sus principales calles y edificios, fiestas nocturnas, compras y un delicatessen muy castizo y que no puedes perdonar: el chocolate con churros.

palacio_de_cristal_madrid_1

2 Comentarios

Dejar una respuesta