El calentamiento global, la erosión, la deforestación, el deterioro arquitectónico y en muchos casos la propia mano del hombre son los principales enemigos del patrimonio natural y artístico de nuestro planeta. No queremos alarmar a nadie pero sí advertir de la realidad que viven algunos de los lugares más emblemáticos y bellos del mundo que ya no son lo que eran. Si no sabéis donde viajar en vuestras próximas vacaciones y queréis aprovechar para disfrutar de estos lugares antes de que su declive sea mayor ¡apuntad!

Venecia, Italia

1. Venecia, Italia

Empezamos por un clásico entre los clásicos: Venecia, que parece estar sentenciada desde el mismísimo día en el que nació. La ciudad de los canales vive en un eterno estado de alarma por miedo a que el agua lo inunde todo. El nivel del mar ha ido aumentando con el paso de los años y probablemente llegue un día en que la bella ciudad quede sumergida bajo las aguas. El turismo masivo también ha contribuido al problema, en 2007 21 millones de personas visitaron Venecia, casi 40 veces su población lo que altera aún más las condiciones delicadas de la ciudad. La solución está en proceso: unas compuertas construídas en el fondo marino preparadas para subir en el caso de que la marea supere en 1 m el nivel normal.

Venecia, Italia

2. Everglades, Miami, Florida

Los míticos manglares de Florida, cercanos a Miami, donde los caimanes campan a sus anchas y conviven con otras muchas especies de flora y fauna, están deteriorándose a pasos agigantados (son la mitad de lo que eran en 1900). La principal causa es la cercanía de la vida humana a estos humedales y los fertilizantes, canales artificiales y drenajes de zonas aledañas en pro de la construcción. Por estos motivos los niveles de agua han bajado notablemente y se ha reducido en gran medida la extensión de los pantanos. El lugar es sensacional para visitarlo y ver todo su habitat en movimiento. Esperemos que no siga estropeándose.

Everglades, humedales cercanos a Miami, Florida

3. El Taj Mahal, India

Fruto de una bella historia de amor entre el emperador Shah Janah y su esposa favorita, Arjumand Bano Begum, el Taj Mahal es uno de los monumentos mas impresionantes que se pueden encontrar en Asia. Ejemplo de arquitectura mongola, en su construcción trabajaron unos 20.000 obreros y el resultado fue y es tan importante como lo que supuso su proceso de creación.

Pero a día de hoy, varias grietas han sido descubiertas en su interior y los minaretes que sujetan el edificio han comenzado a inclinarse. El principal motivo es la sequía que sufre el río Yamana producida por el consumo de las poblaciones aledñas sin ningún tipo de instalación de tuberías. Esto, afecta directamente a su estructura y al deterioro cada vez mayor del palacio.

Taj Mahal, India

4. Gran barrera de coral australiana

La Gran Barrera de Australia, el arrecife de coral más grande del mundo, ha perdido la mitad de su población en los últimos 27 años. Es un lugar maravilloso para bucear y avistar la colorida flora y fauna marina pero las cada vez más frecuentes tormentas tropicales, el aumento de la temperatura de los océanos y sobre todo la proliferación de una especie invasiva de estrellas de mar que se alimentan del coral están destruyendo esta joya de la naturaleza.

Gran Barrera de Coral australiana

5. Machu Pichu, Perú

Icono peruano, obra maestra de la ingeniería humana a 2.438 metros sobre el nivel del mar y Patrimonio de la Humanidad, el Machu Pichu es uno de los monumentos más visitados del planeta y en serio peligro de desaparición. Está contruído sobre una falla geológica lo que provoca numerosos movimientos de tierra que lo agitan y hacen cada vez más habituales los desprendimientos. A esto le sumamos también la erosión de la ciudadela y el incensante ir y venir de visitas al complejo inca. Según los geológos, una parte de la base del Machu Pichu se hunde 1 centímetro al mes. La campaña para su conservación es fuerte y ya se han empezado a limitar las visitas a esta impresionante joya arqueológica.

Machu Pichu, ciudad inca, Perú

6. Las nieves del Kilimanjaro, Tanzania

El Kilimanjaro, uno de los paisajes más imponentes y conmovedores del mundo, está viendo como las nieves de su cima desaparecen. El cambio climático ha acelerado el aumento de las tempertaturas en la zona provocando que el casquete glaciar de sus cumbres se esté derritiendo a pasos agigantados. Según los expertos, en 2022 ya no quedará pizca alguna de nieve.

Kilimanjaro, Tanzania

7. Parque Nacional de Los Glaciares, Estados Unidos

El impresionante Parque de los Glaciares en Montana, Estados Unidos, está viendo como poco a poco sus masas de hielo se reducen. Hoy en día el parque cuenta con 27 glaciares de los 150 que había hace unos 100 años. El principal causante no es otro que el calentamiento global que está provocando el deshielo de los casquetes polares y por ende el de las nieves de las cotas más altas.  Los expertos han calculado que en unos 20 años apenas quedará hielo en las montañas del parque lo que afectará gravemente a su biosfera.

Lago Mcdonald, Parque de los Glaciares, Montana, EE.UU

8. Gran Mezquita de Djenné, Malí

Esta espectacular mezquita contruída en una sola pieza con toneladas de barro, es el mayor edificio hecho de este material del planeta y una auténtica proeza arquitectónica ubicada en el centro de la pequeña ciudad de Djenné, en el delta del río Níger. Es uno de los monumentos más visitados de África y desde 1988 puede presumir de ser Patrimonio de la Humanidad. Siguiendo la triste línea del calentamiendo global, el aumento de las temperaturas está afectando enormemente a la estructura barrosa de la mezquita unido al incremento de las lluvias en la zona.

Mezquita de Djenné, Malí

9. Bahía Hudson, Canadá

Nuevamente el deshielo de los cascos polares tiene consecuencias nefastas en ecosistemas únicos y singulares. Así ocurre en la Bahía Hudson, en Canadá, donde lentamente están desapareciendo los bloques de hielo marino que conforman su paisaje y peor aún, esto está provocando la fuga del oso polar que habita en la zona. Las placas de hielo cada vez tardan más en congelarse en invierno por lo que los osos se ven obligados a emigrar más al norte en busca de temperaturas más frías donde poder construir sus madrigueras, dar a luz y alimentarse de focas. Poco a poco la bahía se va convirtiendo en mar y no en hielo.

Bahía Hudson, Canadá

10. Angkor Wat, Camboya

El espectacular complejo de Angkor está considerado como la mayor estructura religiosa jamás construida y uno de los tesoros arqueológicos más importantes del mundo. Muchos de los templos que acoge el recinto yacen de la tierra fundidos con los árboles dando lugar a estampas impresionantes.

Pero toda esa belleza está amenazada, por un lado corre peligro de hundimiento, los complejos hoteleros construídos en las cercanías de las ruinas se alimentan de las aguas del subsuelo de éstas, perjudicando a sus cimientos. Y por otro lado, las construcciones cada vez tienen sus paredes más ennegrecidas deido a una bactería que se ha asentado en sus muros. Esto se ha producido por una mala restauración que se hizo hace años en la que se eliminaron líquenes y musgos que precisamente protegían a la piedra de factores externos corrosibos.

Templo de Angkor Wat, Camboya

11.  El Mar Muerto, Jordania

El Mar Muerto tiene unas caraceterísticas únicas en el mundo. Es una laguna con 10 veces más de sal que cualquiera de los mares del planeta y además, es el punto más bajo de la tierra (416,5 metros bajo el nivel del mar). Estas cualidades sumadas a una excelente ubicación entre desiertos le han conferido una belleza especial que se está deteriorando con los años. En los últimos 40 años esta laguna salada se ha ido reduciendo unos 33 cm cada año llegando ya a niveles alarmantes. Y es que su único afluyente, el río Jordán, se ha visto menguado entre otras cosas por la sobreexplotación de Jordania e Israel y del turismo.

Mar Muerto, Jordania

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta