Si a un niño le das unos lápices de colores, un papel y le dices que dibuje un pueblecito, seguramente el resultado no diste mucho de estos coloridos y pintorescos destinos que hemos recopilado en este post. Son barrios, pueblos, plazas y ciudades que parecen sacados de un lienzo y donde el color aflora de cada uno de sus rincones. Decimos adiós al gris del cemento para disfrutar con los ojos bien abiertos de la explosión cromática de estos fantásticos enclaves.

Portovenere, Costa de Liguria, Italia

Burano (Venecia)

A 7Km de distancia de Venecia, en lo que se denomina la Laguna Veneta, se encuentra la pequeña y colorida isla de Burano. Sus coquetas casas coloreadas conforman un paisaje extraordinario junto a los canales y las embarcaciones que por ellos navegan. La viveza de las pinturas, con colores fuertes como el rojo, el amarillo o el verde, hacen de esta localidad un lugar digno de visitar. Cada año sus habitantes restauran la pintura de las fachadas de sus casas debido al fuerte efecto de la humedad de esa zona.

Burano, Venecia, Italia

Nyhavn (Copenhague)

Una de las postales más bellas y fotografiadas de Copenhague es Nyhavn (puerto nuevo), un precioso canal bordeado por casas de colores que junto a los barcos de madera atracados frente a sus puertas conforman una estampa maravillosa.

Nyhavn, Copehnagen, Dinamarca

 Manarola (Italia)

Este fantástico pueblecito, perteneciente al municipio de Riomaggiore, es uno de los lugares más bellos y espectaculares que se asoman al Mar de Liguria en la costa del mismo nombre. Éste junto a otros pueblos costeros de la zona, conforman lo que se conoce como Cinque Terre, Patrimonio de la Humanidad y enclave idílico donde los haya. De Manarola se dice que es la localidad más antigua de la zona y además de destacar por su colorida y exquisita arquitectura, es famosa por sus viñedos y el fruto de éstos.

Manarola, Cinque Terre, Italia

Longyearbyen (Noruega) 

Salpicando las montañas del Ártico nos escontramos Longyearbyen, un bonito pueblo cuyas coloridas cabañas rompen con el inmaculado blanco impertérrito de la nieve que cubre toda la zona. Pertenece al archipiélago de las islas Svalbard y es la población de más de 1.000 habitantes (cuentan con 1.600) más septentrional del mundo. Como curiosidad podemos decir que hace más de 70 años que el cementerio de la localidad no entierra a los fallecidos ya que debido a las bajas temperaturas, los cadáveres se conservan intactos por el hielo lo que provocó una ferviente morbosidad.

Longyearbyen, Noruega

Barrio de La Boca (Buenos Aires)

Barrio emblemático de la capital argentina, La Boca es una explosión de color cada vez que giras una esquina. Los tonos de sus edificios son herencia de los inmigrantes italianos que llegaron hasta allá y quisieron darle el aspecto de la ciudad costera de génva.

Famoso por ser el lugar de origen de los dos equipos de fútbol más famosos de la ciudad, River Plate y Boca Junior y por acoger el estadio de este último, La Boca es una de las zonas de Buenos Aires con más afluencia de visitantes. Si te das un paseo por este pintoresco vecindario no puedes dejar de pasar por su calle más representativa, ‘Caminito’ y disfrutar del arte callejero que inunda sus calles y del alguna que otra pareja de baile marcándose un tango. Auténtico.

La Boca, Buenos Aires, Argentina

Cudillero, Asturias (España)

En España también tenemos joyas coloridas como el hermoso pueblo asturiano de Cudillero. Sus casas dispuestas de forma escalonada en la montaña gozan de unas vistas privilegiadas al Mar Cantábrico. Parecen estar colgadas de la montaña y paseando por sus calles se puede disfrutar de las vistas al mar.

Cudillero, Asturias

Guanajuato (México)

Guanajuato refleja en su amarilla catedral, en sus pequeñas casas de colores y en su arquitectura en general, la antigua y rica herencia colonial española. Pasear por sus calles es un auténtico ejercicio estético por sus llamativos colores y por la cultura que se respira en cada esquina.

Guanajuato, Mexico

Wroclaw (Polonia)

La Plaza Rynek de esta localidad polaca acoge unas coquetas y multicolores casas renacentistas dignas de una visita. Es una de las ciudades más antiguas y hermosas de Polonia con influencias alemanas, austríacas y checas.

Wroclaw, Polonia

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta