El colmo de las vacaciones de verano es tener que soportar colas infernales para visitar o ver un monumento, atascos para llegar a tu playa favorita o comer a las cuatro y media de la tarde porque el chiringuito no tiene sitio ni en la barra. Para olvidar eso o evitarlo está septiembre, uno de los mejores meses del año para viajar a precios asequibles y sin agobios.

Tanto si te has ido ya de vacaciones como si no lo has hecho todavía, septiembre es perfecto para viajar a lugares exóticos, ciudades mágicas y para escaparse, hacer aquellas cosas que en agosto han sido imposibles y para disfrutar de un sol que no achicharra y te deja pasear, dormir y disfrutar de la playa sin sombrilla (además, mantener el bronceado hasta bien entrado octubre da regustillo…). Así que todavía no subas la maleta al altillo por que esto, aún no ha terminado.

Playa de Gandía, Valencia
Cualquier playa o pueblo de Levante

En septiembre la costa levantina es probablemente la zona de España que más se descongestiona. Las playas se vacían de sombrillas y la temperatura es perfecta. La mayoría de establecimientos continúan abiertos y queda la gente local que vive ahí todo el año. Sin duda es una oportunidad perfecta para disfrutar del Mediterráneo y de una buena paella hecha sin prisas y sin agobios.

Marruecos

La puerta de África se abre para darnos la bienvenida en un mes en el que la temperatura se suaviza en comparación con julio y agosto. Marrakech, Rabat, Casablanca o el azulado Chaouen son una gran opción así como los pueblos costeros de Essaouira o Agadir y por supuesto, el Sahara.

Chefchaouen, Marruecos

El Camino de Santiago

De junio a agosto los caminos a Compostela son una auténtica procesión de peregrinos que llenan albergues, posadas y bares y no hay espacio ni para descansar debajo de un árbol. En septiembre, el peregrinaje se relaja y la calma te acompaña en tu ruta. Además, el paso por Castilla es menos cruento que bajo el sol abrasador de agosto.

Molinaseca, El Bierzo, Camino de Santiago

Estambul

Antes de que lleguen los fríos del invierno y sin sufrir el calor húmedo de agosto, septiembre es una buenísima ocasión para conocer una de las ciudades más bonitas en los confines de Europa. La puesta de Sol en el estrecho del Bósforo es una de las más bellas del mundo, además, en esta época la afluencia de turistas disminuye notablemente.

Estambul, Turquía

Cádiz

Cualquier sitio de Cádiz es perfecto para visitar en septiembre sobre todo desde que sus localidades costeras están tan de moda en verano que en agosto no cabe ni un alfiler. Zahara de los Atunes, Conil, el Puerto de Santa María, pero si tenemos que elegir una nos quedamos con Tarifa, por su playa, sus zonas vírgenes y su luz especial. Además, del 1 al 8 de septiembre se celebra su Fiesta Grande, una ocasión sensacional para despedir el verano con un poquito de jarana.

Playa de Tarifa (Cádiz, Andalucía, España)

Nueva York

Nueva York es una ciudad que emociona. Antes de las bajas temperaturas del invierno y después del calor húmedo de agosto, septiembre es el mejor mes para viajar hasta la capital del mundo. Los precios de los vuelos se reducen notablemente y la oferta de alojamientos es más amplia. Además, para todos aquellos amantes de la moda, en septiembre se celebra la Fashion Week y con un poco de suerte, quizá podáis ver a alguna celebridad divina de la muerte.

Nueva York

Ibiza

Mayo y septiembre son los mejores meses para viajar a la isla pitiusa. En pleno agosto apenas hay sitio para poner la toalla en la arena, es imposible aparcar en muchas de sus calas y en los chiringuitos, a veces los camareros ni te entienden cuando les pides una simple botella de agua. Pero en septiembre la cosa cambia, los turistas más fiesteros comienzan a llegar en oleadas más reducidas y muchos de sus rincones más bellos se quedan vacíos. Sin duda es el momento idóneo para viajar hasta allí.

Dalt Vila, casco antiguo de Ibiza capital

Perú

En América del Sur comienza la primavera y qué mejor momento para conocer uno de los paisajes más espectaculares que nos ha dejado la civilización inca, el Machu Pichu. Todo el país es maravilloso. Su naturaleza, sus gentes y su cultura, bien merecen un viaje en cualquier época del año pero septiembre es un mes privilegiado.

Machu Pichu, Perú

Cinque Terre

Cinque Terre es uno de los rincones más bonitos de la costa italiana. Significa Cinco Tierras y comprende cinco espectaculares pueblecitos que se asoman al Mar de Liguria formando un paisaje único. En temporada alta la afluencia de turistas italianos y europeos mantiene la zona bastante abarrotada por ello septiembre, mes en el que las temperaturas se suavizan y permiten disfrutar del baño, es una ocasión excelente para conocer estas pequeñas joyas italianas.

Cinque Terre, Italia

No hay comentarios

Dejar una respuesta