Viajar es ese pequeño paréntesis de felicidad que planeamos gustosa y ansiosamente durante gran parte del año, aunque sea una simple escapadita de fin de semana. Y es que viajar nos devuelve a nuestros orígenes nómadas y nos despierta ese lado curioso y atrevido que se encuentra adormecido por la rutina diaria. Viajar es mucho por muchas razones… ¿a que sí?

Paisaje

Viajar es MUCHO por…

1. Porque es ese punto de fuga por el que nos escapamos cada vez que podemos.

2. Porque nos recuerda que somos seres libres con un primitivo espíritu nómada.

3. Por las anécdotas viajeras, porque no hay historieta que las iguale.

4. Porque olvidas tu ‘yo’ adormecido para sacar el explorador atrevido que llevas dentro, por muy pequeñito que sea.

5. Porque es un momento para hablar de uno mismo, reflexionar y filosofar sobre cómo cambiar el mundo, si habrá vida en otros planetas o por qué los aviones vuelan.

6. Porque te alejas tanto de la rutina que siempre en algún momento surge un “lo dejo todo. Yo lo que quiero es vender pulseras por la playa”.

7. Porque el móvil incluso se te olvida a ratos en el bolso de la playa o en el bolsillo pequeño de la mochila.

8. Porque conoces gente nueva y totalmente diferente a ti con la que conectas de tal forma que ya no habrá nada que os separe.

9. Porque la expresión “ampliar horizontes” adquiere literalmente su significado viajando.

10. Porque te das cuenta que aún puedes sorprenderte (y mucho).

11. Porque muchas veces, se ponen los vellos de punta cuando por ejemplo, vives un atardecer en el Cabo de San Vicente, giras una esquina y te topas de frente con la Torre Eiffel o descubres tras un desfiladero el Tesoro de la Ciudad de Petra, esto… no tiene precio.

Ciudad de Petra, Jordania

12. Porque pruebas y haces cosas nuevas que en tu día a día ni te planteas (¿comer saltamontes?).

13. Porque lo que compartes en los viajes con otras personas/amigos/familia/novi@ es como en Gran Hermano “que todo se magnifica”.

14. Porque contar las aventuras a la vuelta da mucho gustito.

15. Porque mola decir: “Sí, yo estuve ahí hace años, cuando los hippies eran hippies de verdad” queriendo demostrar la autenticidad de tu viaje.

16. Porque nos encanta inundar las redes sociales con nuestras fotos del viaje desde que hacemos la maleta hasta la foto de vuelta en el aeropuerto (y cambiar la foto de perfil de whatsapp en función de la evolución del viaje).

17. Porque la energía positiva que tienes hace que no te importe dormir en el suelo, colgado de un árbol, en una esterilla o en la mismísima arena de la playa.

18. Porque dejas de hacer la cama durante unos días.

19. Porque hay países donde te regalan sonrisas porque sí.

Sonrisa vietnamita

Por todo esto y mucho más, VIAJAR ES MUCHO.

No hay comentarios

Dejar una respuesta