Con el 2015 asomando la patita y el 2014 despidiéndose, hacemos balance (algo muy poco habitual en estos días) de lo acontecido y de todas aquellas cosas que han destacado en el mundo viajero en un año en el que Instagram lo ha petado, no hay carrete de fotos sin selfies, las rutas gastronómicas son lo más (gracias a… ¿Masterchef?) y nuevos destinos, hasta ahora poco transitados, han emergido para hacer las delicias de los más exploradores. Estas son algunas de las cosas más destacadas que nos ha dejado 2014.

Puente U Bein, Birmania

1. Los selfies

Sin duda han sido los reyes del 2014. Las autofotos de toda la vida han sido todo un fenómeno este año y lo que nos queda… No hay monumento, plaza, valle, río o montaña que no haya sido fondo para un selfie. Tal ha sido el boom que hasta los animales han participado de ello y si no que se lo digan al protagonista de uno de los selfies más famosos descubiertos en 2014, el del mono sonriente*.

Macaco negro con cresta, foto tomada por él mismo en Indonesia

*Este selfie, que se hizo en 2011 en Indonesia, ha estado inmerso en una agitada batalla legal debido a los derechos de autor de la imagen. El dueño de la cámara con la que el primate se hizo la foto, David Slater, reclamaba la autoría debido a que Wikimedia (banco de imágenes libres de derechos perteneciente a Wikipedia) había incluido la imagen en su archivo para el uso y distribución libre alegando que el público era el propietario de la foto. Tras varias conversaciones y disputas finalmente la Oficina de derechos de autor de Estados Unidos dio la razón a Wikimedia ya que una fotografía tomada por un mono no tiene protección de la propiedad intelectual y por tanto no puede ser registrada.

2. Instagram lo peta

Y los selfies no tendrían ningún sentido sin un lugar donde compartirlos. Aunque ya lleva un tiempo entre nosotros, Instagram este año lo ha petado. La red social de los filtros es el mayor escaparate viajero del momento donde se suben millones de fotos cada día. En época de vacaciones si te ha tocado quedarte en casa es mejor que ni entres. Pero no sólo es una app de envidias cochinas, también te puedes deleitar con verdaderas joyas fotográficas y perfiles viajeros muy interesantes dignos de seguir y consultar antes de iniciar tu aventura viajera.

3. Emerger de países (aún) desconocidos: Birmania, Namibia,  Serbia…

Niños budistas en Myanmar, antigua Birmania

Son países que casi hay que buscarlos en el mapa para saber exactamente donde están pero que este año han comenzado a posicionarse como una opción más en las wishlist viajeras. Lugares donde la naturaleza te arrolla, en el mejor de los sentidos, la cultura te atrapa y el paisaje te abruma. Birmania, Namibia, ciudades europeas como Belgrado, Lituania o Riga son algunos de los destinos que comienzan a sonar con fuerza y para 2015 todavía más.

Árboles del parque natural Dead Vlei, Namibia

4. Fábricas y antiguos almacenes convertidos en arte y espacios culturales ¡arriba lo hipster!

Estocolmo, Williamsburg (Nueva York), Los Ángeles, Malasaña (Madrid), Lisboa…son solo algunos de los lugares donde lo hipster está en el aire (como el amor)… y en la calle. Antiguos locales, almacenes, estaciones de tren y demás lugares viejos y abandonados se han reconvertido en espacios multidisciplinares con galerías de arte, librerías, cafés, mercadillos… donde intercambiar momentos y ratos.

Desde una pescadería transformada en sala de exposiciones, pasando por una estación de trenes convertida en mercadillo hasta unas antiguas naves de ganado donde ahora se hacen conciertos, exposiciones y demás eventos (véase el Mercado de Motores o el Matadero en Madrid) la clave es que nada es lo que parece pero todo mola.

Los Ángeles

5. ¡Ryanair ya deja llevar el bolso o la mochila fuera de la maleta!

La compañía low cost ya lo anunció a finales de 2013 y ya durante todo este año los viajeros se benefician del cese de una norma que no te permitía llevar nada encima (ni bolso, ni mochila, casi ni ¡el abrigo!) cuando tu equipaje era de mano. Todo tenía que ir dentro de la maleta. Ahora parece que se han apiadado de los pasajeros y ya no tienes que llevar ni el móvil, ni los kleenex ni el libro en la mano.

6. Que vivan las gastroescapadas, los gastrobares y las estrellas Michelín

En 2014 el turismo gastronómico se ha tridimensionado. Las gastroescapadas están a la orden del día e irse un fin de semana a comerse un cochinillo, un menú con fabada de primero y solomillo de segundo o una buena mariscada están en el top de las preferencias de los viajeros, vamos, que los hay que no lo cambian ni por una playa paradisíaca ni por el más romántico de los viajes a Nueva York. Es el turismo del estómago nacido para satisfacer dos de los mayores placeres de esta vida: comer y viajar.

Rutas para catar los mejores vinos de una comarca, festivales, ferias y fiestas donde disfrutar de los productos locales de una región han sido lo más en 2014 y esperemos que continúe así en 2015. De norte a sur de nuestra geografía e incluso cruzando los Pirineos la tendencia ‘gastro’ está de moda y que ¡viva, viva viva!

7. Cuando ‘8 apellidos vascos’ nos descubrió las ‘vascongadas’

Zumaia, País Vasco

El taquillazo del año en España nos despertó las ganas de conocer los bonitos parajes vascos que sirvieron de escenario para la aclamada cinta. El pueblo de Zumaia, donde se ha rodado la mayor parte de la película, ha visto como cientos de turistas de toda España llegaban hasta allí para conocer los lugares donde tuvo lugar la historia entre Rafa y Amaia.

Los acantilados, la plaza donde Rafa se arranca con el famoso ‘Euskadi tiene un color especial!’, el puerto donde el padre de Amaia tiene atracado el barco, en Getaria o la ermita de San Telmo donde se celebra la boda son solo algunos de los lugares destacados que reciben visitas después del gran éxito de la película. Incluso el Gobierno vasco aprovechó el tirón y su Delegación de Turismo creó la web ‘8 destinos vascos‘ con su consiguiente tour por los principales lugares de rodaje, sólo en las primeras horas de su lanzamiento ya tenía 200.000 seguidores.

8. Año de bicis, runners y maratones

Viaje en bicicleta por el desierto

Parece que no tienen nada que ver con el mundo de los viajes pero nada más lejos de la realidad. Todos ellos han sido y son la excusa perfecta para recorrer ciudades, pueblos, comarcas, regiones y países sobre dos ruedas o para viajar movido por las ansias de correr y participar en alguno de los grandes maratones como Nueva York, Boston o Londres. Muchos destinos ya se han adaptado a esta demanda viajera y ya se pueden encontrar rutas, excursiones y espacios acondicionados para llevar más allá el espíritu ciclista y runner. El deporte mueve montañas.

9. ¡Bendito Passbook! adiós a los billetes de avión y tren impresos

Es una realidad que las nuevas tecnologías nos facilitan la vida y si lo trasladamos a los viajes más. Nuestros móviles hacen de todo (menos planchar que ya llegará…) y aunque Passbook no es nada nuevo, en este 2014 se ha empezado a extender y cada vez son más los viajeros que lo utilizan y los aeropuertos que cuentan con el sistema para poder usarlo.

Con Passbook ya no es necesario llevar tu billete impreso en un folio como oro en paño y con mil ojos puestos encima para no perderlo. Ahora, el billete es virtual y desde la propia página de reserva puedes guardarlo en tu móvil y escanearlo una vez llegues al aeropuerto o a la estación de tren, es maravilloso. Eso sí, no olvides cargar el móvil…

No hay comentarios

Dejar una respuesta