A orillas del Mediterráneo, la Costa Daurada, llamada así por el color de la arena de sus playas bajo la luz del sol, es uno de los principales destinos de España a la hora de buscar vacaciones con niños. Por clima templado y sus playas de aguas poco profundas, este destino es ideal para quienes buscan unos días de sol y mar en compañía de los más pequeños de la casa. Pero la Costa Daurada guarda muchos secretos y algunos de ellos te los vamos a descubrir.

En esta zona de Cataluña podrás visitar muchos pueblos con encanto e historia como la ciudad medieval de Montblanc, también pasar un día de diversión en el parque temático más conocido de España, Portaventura Park, o hacer rutas de senderismo y aprender cómo se vivía en tiempos prehistóricos en las Cuevas de L’Espluga de Francolí.

Y no olvides visitar Salou, la capital de la Costa Daurada, imprescindible por sus atractivas playas y su cercanía a ciudades como Tarragona, Reus, Cambrils y Vila-Seca.

1. Salou, el destino ideal para viajar con niños en la Costa Daurada

Tarragona-Salou-Gronxadors

Salou, la capital turística de la Costa Daurada, es el lugar ideal para unas vacaciones en familia y no lo decimos nosotros sino su distintivo ‘Destino de Turismo Familiar’ concedido por la Generalitat de Cataluña en el año 2003.

Salou te conquistará por sus interminables kilómetros de bonitas playas y tranquilas calas, por sus tiendas, restaurantes y chiringuitos y sus tardes de verano en el Paseo marítimo Jaime I. Y lo más importante para los más pequeños de la casa, aquí se esconden los mejores parques acuáticos y la estrella de las atracciones y parques: PortAventura World.

Pero Salou no es el único destino para unas vacaciones en familia en La Costa Daurada; Cambrils, Vila-Seca, La Pineda, Calafell, el Vendrell y las Montañas de Prades también están certificadas por la Generalitat de Cataluña como Destino de Turismo Familiar. ¡Toma nota!

2. Súbete en el mítico Dragon Khan de PortAventura

10. Parada nº10 PortAventura

PortAventura Park es el lugar ideal para disfrutar de un día en familia y es considerado uno de los parques temáticos más grandes y más exitosos de Europa, por lo que merece la pena guardarse un día de nuestra estancia en la Costa Daurada para visitar este famoso parque temático.

Al cruzar las taquillas de entrada, comienzas una ruta por cinco áreas temáticas que representan nuestras cinco civilizaciones: en la Mediterránia descubrirás un bonito pueblo costero catalán; en la China, la más espectacular, sus dos atracciones más famosas – las montañas rusas Shambhala y Dragon Khan, ¿te atreverás a montarte?, seguirán Far West, México y la Polynesia, que es la más exótica del parque.

Bajo la sombra de un gran árbol mágico se encuentra la sexta y más especial área temática del parque, SésamoAventura. Un lugar repleto de atracciones, juegos y espectáculos para toda la familia. Aquí se esconden los personajes de Barrio Sésamo y es el lugar favorito de los más pequeños en PortAventura Park.

Claro que otra opción para los días más calurosos de verano es optar por el parque acuático Caribe Aquatic Park, donde los más peques se lo pasan bomba en la Sésamo Beach y su galeón pirata o saltando los chorros de agua de las fuentes de Cayo Cookie.

3. ¿Con ganas de más aventura? No te pierdas Ferrari Land

FL_INICIO_ATRACCIONES_Y_JUEGOSLos apasionados de la velocidad, la automoción y sobre todo de la escuderia de F1 Ferrari tienen una cita indispensable en Ferrari Land, el nuevo parque temático de PortAventura World que abrió sus puertas el año pasado. Descubrirás el universo de la firma automovilística y si te atreves, puedes subir al acelerador vertical de 112 metros de altura, llamado Red Force, que es la montaña rusa más alta y rápida de Europa. Dicen que sientes sensaciones cercanas a pilotar un F1. ¿Saldrás pensando que te llamas Kimi Räikkönen?

Este año, además, el parque estrena una nueva área infantil con 5 nuevas atracciones en las que descubrir una nueva afición por el mundo de las carreras y conocer de primera mano al Cavallino Rampante y su escudería. La atracción estrella será la Junior Red Force, en la que tu hijo sentirá la misma sensación de velocidad que al conducir un F1.
No hay mejor final de día que descansar y reponer fuerzas en uno de los 5 hoteles temáticos de PortAventura World: todos incluyen acceso ilimitado a PortAventura Park y un acceso por estancia a Ferrari Land, además de muchos otros servicios a la altura de sus de 4 y 5 estrellas.

4. Descubre las huellas del Imperio Romano en Tarraco

Amfiteatre (Small)

Las ruinas de una de las principales ciudades del Imperio Romano se esconden en La Costa Daurada y ni tú ni tus hijos debéis perderos esta cita con la historia. La antigua Tarraco (hoy Tarragona, ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO) es una de las ciudades del mundo donde mejor se aprecia lo que fue la civilización romana: ésta fue un asentamiento militar que llegó a ser capital de provincia. Sus monumentos y construcciones están considerados de los mejores conservados del mundo. Su muralla romana es probablemente el resto histórico más antiguo de España.

Si quieres descubrir esta ciudad romana en su máximo esplendor, visita la ciudad en el mes de mayo. Del 13 al 27 se celebra el festival cultural Tarraco Viva. Tarragona vuelve a sus orígenes romanos a través de recreaciones históricas como una lucha de gladiadores en el teatro romano, con música y danza de aquella época y representaciones de la vida diaria de un romano en la que fue la primera ciudad romana de la Península Ibérica.

En las noches de verano también tendrás una oportunidad para descubrir la Tarraco Romana. Del 27 de julio al 25 de agosto la ciudad vuelve otra vez al pasado gracias a Amfiteatrvm donde todos los viernes y sábados se reviven las duras luchas de los gladiadores romanos, una de las actividades lúdicas con más seguidores de la época romana.

5. Visita Montblanc, la ciudad medieval de la Costa Daurada

Montblanc-muralla

Conocida por sus orígenes medievales y porque aquí ocurrió la leyenda de Sant Jordi, Montblanc es una ciudad amurallada en la que en su interior se encuentran calles empedradas que fácilmente se recorren a pie descubriendo edificios del medievo muy bien conservados, una bonita plaza mayor y ricas casas señoriales. También se encuentran edificios religiosos de gran valor histórico como la iglesia de Sant Miquel o la de Santa María Mayor.

Montblanc se puede visitar durante todo el año y descubrir la ciudad gracias a sus rutas guiadas, podrás visitar sus monumentos más singulares y la famosa muralla, subir a las torres o disfrutar de las panorámicas del Paso de Ronda y descubrir la mejor gastronomía de la zona.

6. Espeleología en las Cuevas de L’Espluga de Francolí

Coves de l'Espluga (Small)

Las cuevas de L’Espluga son unas cavidades naturales utilizadas por el hombre desde tiempos del paleolítico y son, además, en su conjunto, la séptima cueva más larga del mundo con 3.600 metros de galerías.

¿Quieres descubrirlas con tus hijos? Puedes visitar las Cuevas de L´Espluga con ellos gracias al museo que se esconde dentro de la cueva. Allí se aprende la historia de sus habitantes prehistóricos y cómo se formó la cueva con recreaciones de personajes y con hologramas en las paredes. Al salir os encontrareis con una sorpresa, un poblado neolítico a escala real, donde tus hijos pueden realizar varios talleres y aprender el trabajo de un arqueólogo.

Las cuevas están muy cerca de la Font Major, el lugar de nacimiento del río Francolí, al que te puedes acercar para ver una fuente y un lavadero de principios de siglo xx. Aquí también hay mesas donde puedes hacer una merienda para reponer fuerzas.

Tanto L’Espluga como Montblanc forman parte de los municipios que atraviesa la Ruta del Cister que tiene en el Monasterio de Poblet su máximo exponente.

7. Visita el gran Monasterio de Poblet en la ruta del gótico cisterciense

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Tres grandes monasterios cistercienses (de La orden del Cister) se conservan en Catalunya: Poblet, Santes Creus y Vallbona de les Monges (este último en la provincia de Lleida). Son tres monumentos históricos de primera magnitud situados a poca distancia uno del otro y que se pueden visitar gracias a la Ruta del Cister en la que nos encontramos los municipios de Montblanc y L´Espluga.

La ruta del Cister se puede realizar en dos días. Se aconseja empezar la ruta por Santes Creus, visitar el mismo día Poblet y continuar la ruta al día siguiente con la visita a Vallbona de les Monges.

De estos tres monasterios, Poblet, a los pies de la montaña Prades, es el más importante ya que es el mayor monasterio cisterciense en activo de Europa y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

8. Senderismo en la Serra de Montsant

Montsant II (Small)

Si te gusta que tus hijos disfruten de la naturaleza en su estado más puro, subir hasta la cima de la Serra de Montsant, en la parte norte del Priorat, puede ser la actividad ideal en tu escapada a la Costa Daurada. Ésta debe su nombre a una larga lista de ermitas situadas en sus alrededores, algunas tan importantes como la Ermita de Sant Bartomeu que data del siglo XII.

El punto más alto es la Roca Corbatera (1.163 metros), y desde aquí puedes observar la comarca interior de Tarragona que rodea al Parc Natural de la Serra de Montsant. También el Pantano de Siurana, o a lo lejos la Ermita de la Mare de Déu del Montsant.

Los niños podrán descubrir un paisaje vegetal donde la protagonista es la encina y una impresionante fauna, considerada una de las más ricas de Cataluña. Quizás os encontréis con animales tan característicos del Montsant como la comadreja, la jineta o el gato montés y si subís la mirada alguna águila o búho real.

No hay comentarios

Dejar una respuesta