El verano ya está aquí y es el momento más especial para disfrutar de actividades al aire libre, chapoteos, paseos y juegos con los más pequeños de la casa. Pero también hay mucho tiempo para aburrirse ¡y eso en verano no está permitido! Si haces una escapada a La Rioja con niños, no te vas a quedar tirado sin saber qué hacer. Disfrutarás como un enano con tus hijos con estos planes que te proponemos para este verano.

¿De verdad se han extinguido los dinosaurios? ¡En La Rioja descubrirás que no!

La_Rioja_Barrancoperdido

Seguramente tus hijos te habrán comentado que quieren ir al cine a ver la nueva película de Jurassic World: El reino caído. ¿Pero y si pasas con tus hijos un día entre dinosaurios? ¡Se quedarán sin palabras!

La Rioja es tierra de dinosaurios -aquí habitaron hace millones de años– y actualmente puedes descubrirlos en el Barranco Perdido, un parque de paleoaventura situado en el pueblo de Enciso, el lugar perfecto para descubrir estos animales extinguidos.

Enciso es una localidad situada en una zona declarada por la UNESCO Reserva de la Biosfera y cuenta con numerosos yacimientos que recogen más de tres mil huellas de dinosaurios. El Barranco Perdido está diseñado como uno de estos yacimientos paleontológicos con muchas actividades donde tú y tus hijos podréis ser paleontólogos por un día y buscar fósiles e identificar y clasificar los hallazgos con los últimos adelantos tecnológicos.

Además para descubrir la historia de estos seres extinguidos visita su Museo Cretácico, con reproducciones, documentales y recreaciones en 3D que os trasladarán a esta misteriosa etapa de la historia de La Tierra.

La Rioja_Barranco_Perdido_parque_acuático

No olvidéis el bañador ya que en el parque también se encuentra la Playa Cretácica con sus cascadas, géiseres, pozas y solarium. También hay un rocódromo donde se escucha el eco de los dinosaurios y podéis observar de cerca el esqueleto de un iguanadón. Para los más pequeños también hay actuaciones en el anfiteatro de la Plaza de los Saurios y aquí conocerán a Dino, la mascota oficial del parque, y a Pequedino, un dinosaurio bebé muy amoroso.

Y si tus hijos son unos aventureros insaciables y aún tienen ganas de más, en el parque también hay un circuito multiaventura en la Colina Encantada lleno de retos como puentes tibetanos y de equilibrio, pasarelas, redes, obstáculos de paso y el Gran Tobogán. También os podéis acercar hasta la Colina de los Fósiles, situada en la montaña, que es una reproducción de tres grandes yacimientos al aire libre.

Si os escapáis a La Rioja el sábado 25 de agosto, podéis reservar sitio en el autobús de los dinosaurios, el Dinobús. Una ruta que sale de Logroño y os lleva hasta Enciso para visitar su Centro de Interpretación Paleontológico, el yacimiento de huellas de Valdecevillo y terminar en el Barranco Perdido.

Siguiendo la huella de los Dinosaurios en La Rioja también podéis visitar el Centro de Interpretación Paleontológica de Igea. Aquí, los niños se sorprenderán con las maquetas de dinosaurios y las auténticas huellas y fósiles que se muestran. El municipio de Igea y su entorno es reconocido en todo el mundo por sus numerosos y ricos yacimientos. Aquí se encontraron 4 especies autóctonas y restos únicos en el mundo.
 

La Rioja “más animal”

Águilas, búhos, buitres, halcones… más de 50 especies diferentes conviven en armonía en el parque Tierra Rapaz en Calahorra. Una visita ideal para que los niños descubran la naturaleza, aprendan ciencia y se diviertan. Durante la visita pueden dar de comer a los polluelos, observar el desarrollo embrionario dentro de un huevo o sorprenderse con los vuelos diurnos y nocturnos mediante visitas científicas guiadas. No olvidéis visitar la gruta de los búhos, una sala que recrea una gruta con gigantescos árboles pétreos.

También podéis visitar el Parque Zoológico Riojanatura en Santo Domingo de la Calzada. En el parque, junto a los monitores, los más pequeños darán a los animales y participarán en el vuelo de las rapaces.

 

Viaje en el tiempo en el encantador pueblo de Sajazarra

Sajazarra castillo03. (Small)

En La Rioja, hay dos pueblos considerados como los más bonitos de España, ambos en la vinícola comarca de Haro. El más conocido es Briones, ideal para dar un paseo por la tarde y descubrir sus construcciones de estilo medieval. También con aires del Medievo y a muy pocos kilómetros se encuentra la encantadora Sajazarra, un pueblo idóneo para descubrirlo con niños ya que no hay coches que lo transiten pudiendo dejarles un poco de libertad sin preocuparnos.

En Sajazarra viven menos de 150 habitantes que conservan en perfectas condiciones este pueblo medieval, cuidándolo y adornándolo con mucho cariño y llenándolo de flores muy cuidadas. Acercaros hasta las inmediaciones de su castillo del siglo XV, uno de los mejores rehabilitados de La Rioja, aquí podrás activar la imaginación de los más pequeños con cuentos de dragones, princesas, caballeros… y terminar yendo hasta el Ayuntamiento en busca de la cabeza y cola del dragón del cuento que se esconde en su fachada.

 

De aventuras en familia al aire libre

Aventura (Small)

Para las familias más aventureras y deportistas, amantes de la naturaleza, La Rioja esconde el Parque de Aventura “Sierra de Cameros” en el Valle del Iregua. En plena naturaleza los más pequeños podrán hacer un recorrido de altura con torres de madera, pruebas y retos de equilibrio mientras están en un entorno natural realmente increíble. Además, en familia podréis hacer rutas de senderismo, visitar las cuevas de Ortigosa o zonas de escalada en todo el Valle del Iregua y Leza. Una escapada a la naturaleza viviendo muchas aventuras adaptadas a la edad que tengan los niños.

¿Con ganas de más? Entre Santo Domingo de la Calzada y Ezcaray encontrareis el Parque Multiaventura Ojapark. Al aire libre, los niños pueden escalar en una torre de escalada con tirolina, ferrata y rocódromo, también hay circuito de karts a pedales, área de slackline, minigolf, campos de paintball y tiro con arco.

 

La fiesta más animada del verano, XIV Fiesta de la Molienda en Ocón

fiesta molienda

Cada verano en Ocón se rememora la época de siega. Tiempo en que se recoge el cereal, fruto del trabajo de muchos agricultores de la zona, para llevarlo a moler y transformarlo en harina. Esta fiesta se celebra el 5 de agosto en el antiguo Molino de Viento Harinero del siglo XIV, durante todo el día se recrean los procesos tradicionales de siega, trilla y molienda, y se degustan los mejores productos de La Rioja como las migas, orejita de cordero, choricillo y salchichón asado regado con el buen vino riojano. Una fiesta en familia en la que conoceréis las tradiciones de los pueblos de La Rioja.

 

Chapuzones de verano en el Club Náutico el Rasillo

No nos olvidamos que estamos en verano, tiempo de playa, sol y flotadores, de que a los niños se le pongan los dedos arrugados de tanto bañarse… y aunque en La Rioja no hay playa si hay embalses como el de González Lacasa conocido también como ‘El pantano del Rasillo’. A 45 kilómetros de Logroño, es la escapada perfecta para pasar un día a remojo y en familia.

El Embalse González Lacasa tiene un increíble entorno rodeado de pinares y todas las comodidades necesarias para pasar una jornada con los más pequeños de la casa.

Para que los niños no se aburran hay actividades acuáticas como toboganes en las zonas de baño. Y también se encuentra el Club Náutico de El Rasillo, en donde se puede practicar cursos de piragüismo, windsurf, vela o dar paseos en barca.

No hay comentarios

Dejar una respuesta