La Semana Santa es una de las celebraciones religiosas más arraigadas en España. No hay ciudad, comarca o pueblo en estos días que no conmemore en sus calles la pascua cristiana. Las celebraciones son muy diversas y no sólo contemplan una enorme devoción religiosa sino también arte, pasión y un gran valor estético que fascina a creyentes y no creyentes.

Cada región tiene sus propias tradiciones que merece la pena conocer, unas son más silenciosas y austeras, otras más alegres y festivas y otras, son sencillamente espectaculares. En alguno de mis viajes, he tenido la suerte de presenciar procesiones donde la emoción me ha puesto los pelos como escarpias pero también, he estado en otras verdaderamente curiosas y originales.

Nazarenos de Semana Santa

Cuenca, Procesión de Las Turbas

La madrugada del Viernes Santo se celebra por las calles de Cuenca Las Turbas, una de las procesiones más curiosas de nuestra geografía. Los turbos reproducen las burlas que sufrió Jesús camino de su crucifixión. Durante doce horas, vestidos con túnicas de sus hermandades y armados con instrumentos de fabricación casera, los turbos entorpecen el paso de los nazarenos para evitar que Jesús llegue a su destino.

León, el Entierro de Genarín

En las calles del Barrio Húmedo de León se celebra la noche del Jueves Santo el Entierro de Genarín, procesión de corte pagano que consiste en el cortejo fúnebre de este peculiar personaje de la historia de León aficionado al orujo y a los burdeles. La tradición comenzó en 1930 y a día de hoy es una costumbre popular en la Semana Santa leonesa en la que se bebe, se canta y se leen poemas.

Procesión Genaro y la Muerte, León

Verges, La Danza de la Muerte (Girona)

En Verges la noche del Jueves Santo se celebra la procesión denominada ‘Dansa de la Mort’, de origen medieval, en la que diez esqueletos bailan y dan saltos acompasados al son de un timbal mientras sus sombras se proyectan por donde van pasando. Es un ritual ancestral de culto a los difuntos asociado con la peste negra.

Dansa de la Mort, Verges, Gerona
Wikipedia/ CC/ Dantzan

Orihuela, La Diablesa (Alicante)

La procesión del ‘Santo Entierro’ de Orihuela se caracteriza por sacar en el paso de ‘El triunfo de la Cruz’, La Diablesa, una figura que representa al demonio y que, según fuentes municipales, es el único paso de Semana Santa en España que saca en procesión al Diablo.

Semana Santa, Oriehuela, Alicante

Tudela, La Bajada del Ángel (Navarra)

El Domingo de Resurrección en Tudela, se celebra en la Plaza de los Fueros ‘La Bajada del Ángel’, una antigua tradición en la que un ángel encarnado por un niño, desciende por el aire hasta llegar ante la imagen de la Virgen cubierta por un velo negro por el luto por su hijo Jesús. El ángel le despoja del velo emulando con este gesto la alegría de la Resurrección de Jesucristo.

Almagro, Los ‘Armaos’ (Ciudad Real)

En Almagro, el Viernes Santo, tras una intensa noche por la celebración del la Procesión del Silencio, salen a las calles a las 8 de la mañana todo un ejército romano conocido como los ‘Armaos’. Son miembros de cofradías religiosas con una gran disciplina militar que representan a las tropas del Imperio Romano. Hombres, mujeres y niños se enfundan los uniformes y custodian a los pasos religiosos creando un ambiente de lo más fascinante.

Procesión de los 'Armaos' en Almagro, Ciudad Real

Cabanillas, La Captura de Judas (Navarra)

Y cerca de Tudela, en la plaza del Ayuntamiento de Cabanillas, se celebra el Domingo de Resurrección un acto muy particular: la ‘Captura de Judas’. A las 13.00, tras la Procesión del Encuentro, por las calles de la localidad se persigue al personaje de Judas para ajusticiarle. Éste, vestido con pantalón rojo, chaqueta plateada y una malla en la cabeza, corre frenéticamente hasta que los romanos le alcanzan y recibe su castigo.

¿Conocéis alguna celebración de la Semana Santa peculiar a la que hayáis acudido?

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta